ENTREVISTA. Aurelio Diaz Tekpankalli




Aurélio Diaz Tekpankalli nace en México, en la región de Michoacán en 1950. Al igual que muchos adolescentes mexicanos emigró con su familia a Chicago, ciudad en la que se convirtió en un famoso muralista. Fue en este período en el que se involucró activa y espiritualmente con el Camino Rojo, es decir, en la tradición de los nativos americanos, reactivando así las enseñanzas de su abuelo Purépecha.

En 1992, para protestar contra el aniversario de los 500 años de la conquista española, organizó la primera caminata por la Paz y la Dignidad atravesando el continente americano de norte a sur alegando que los pueblos indígenas en las Américas están aún bien presentes. Al año siguiente fue invitado a las Naciones Unidas para participar en la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas. En los años que vinieron, Aurelio viajó varias veces a Europa para compartir ceremonias, presentar instrumentos y altares y para dar instrucción. Durante 13 años dirigió una Búsqueda de la Visión en España reagrupando así personas venidas de toda Europa.

Heredero Espiritual de grandes maestros del Norte y del Sur, Aurelio tuvo rápidamente la visión de que todas las personas que rezan alrededor de un fuego son un solo pueblo y este fuego sagrado, llamado “Itzachilatlán”, puede dar cabida a todas las Medicinas de la tierra. Él fue uno de los primeros jefes espirituales en nombrar a mujeres y personas caucásicas como líderes en esta tradición. Muchos lugares espirituales en el mundo han surgido bajo su iniciativa, lugares en los que ahora se realizan Ceremonias, Danzas al sol y Danzas de los Espíritus.

Cuando no está viajando, Aurelio está en su México natal, en la tierra que el llama “Tamoanchan”, paraíso. Aquí le gusta pintar y llevar a cabo ceremonias. Recientemente ha sido reconocido por su trabajo a escala continental por la Universidad de Antropología en la Ciudad de México.

En el siguiente vídeo podemos escuchar una de las entrevistas realizadas.

FacebookTwitterWhatsAppEmail